top of page

Comunicación Consciente ¿Qué es eso?

De forma resumida, cuando hablo de comunicación consciente, mi intención es la de recalcar la importancia de tener en cuenta las consecuencias que esta puede tener y la de aportar un impacto positivo para la sociedad y el planeta.


Todos conocemos la frase “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” (de Franklin D Roosevelt).

Bueno, la verdad es que una buena comunicación y un buen marketing otorgan a una empresa, marca personal, ONG o quien sea que haga uso de estas herramientas, un gran poder sobre la sociedad.


Por esta razón, como profesionales del sector, tenemos que ser super responsables a la hora de escoger cada elemento que compone una estrategia de comunicación y marketing.


Ahora, si quieres entender un poco más sobre el poder de la comunicación y la importancia de tener claras cuáles son las consecuencias de cada acción, acá abajo te lo explico más extensivamente.



El poder del Marketing y la Comunicación

Hoy en día los comunicadores tenemos muchísimos recursos y conocimientos que nos permiten entender casi a la perfección los miedos y deseos de nuestro público. Sabemos en qué momento están más propensos a recibir un mensaje antes que otro o que palabras usar para ganarnos su confianza.


Hay disciplinas como la neurociencia, desde la cual nace la neolingüística y el neuromarketing que han logrado técnicas muy eficaces para analizar al consumidor midiendo sus niveles de emoción, atención y memoria cuando se enfrenta a un estímulo. Las redes sociales, por otro lado, cada vez obtienen más información sobre nuestras formas de actuar, intereses e ideales.


Todo esto nos da muchísimo poder para persuadir a nuestro target y en general para introducir ideas en la sociedad que sean fácilmente aceptadas. De aquí el rechazo al marketing de parte de muchas personas conscientes, que ven como grandes empresas engañan a las masas, manipulan los mercados, promueven actividades o negocios que son dañinos para nuestro ecosistema y generan necesidades previamente inexistentes para aumentar el consumo.


Entendible, yo también sentí ese rechazo, hasta que descubrí otra forma de hacer comunicación. Mientras más me informaba sobre cómo las técnicas comunes afectan a las personas que reciben esos mensajes, más nacía en mí el deseo de encontrar alternativas.


Resulta que las hay :)

Comments


bottom of page